Hilos Tensores, efecto lifting sin cirugia

Con el paso del tiempo se empiezan a ver el inevitable envejecimiento del rostro. En cada persona se muestra de diferentes modos, pero a todos nos alcanza ese momento. La piel pierde tensión, la musculatura de la cara ya no tiene la firmeza de la juventud y la dermis muestra una mayor flacidez. Gracias a los hilos tensores o también conocidos como hilos mágicos, tenemos una nueva oportunidad de ganarle la partida al envejecimiento.  
Los hilos tensores es un tratamiento estético que rejuvenece el rosto
Hilos Tensores es un tratamiento estético no invasivo que tensa la piel y deja un rostro rejuvenecido que además favorece la creación natural de colágeno.
Los hilos permiten tensar la piel sin cirugía y mostrar una piel más tersa y rejuvenecida. Ya no es necesario pasar por el quirófano para hacerse un lifting, ahora los hilos mágicos consiguen ese efecto en tan solo media hora de tratamiento. El resultado no es solo hacia el exterior ya que el tratamiento estético con hilos tensores provoca la estimulación de la dermis y nuestro cuerpo genera colágeno que ayuda en el rejuvenecimiento facial.

¿De qué están hechos los hilos tensores?

Los hilos tensores están formados por un compuesto llamado polidioxanoma, que es biocompatible con el cuerpo, por lo que no producen alergias en la piel. Son reabsorbibles y no dejan ninguna marca cutánea. Es un tratamiento poco invasivo y muy demandado en la actualidad porque se obtiene los resultados de un lifting pero sin los riesgos de pasar por un quirófano.

¿Cómo es el tratamiento de los hilos tensores?

Estos hilos mágicos se aplican, con una aguja extra fina específica que sirve de guía para este proceso, bajo el tejido subcutáneo en diferentes direcciones creando una malla. Una vez que se han colocado los hilos generan  una pequeña lesión  tisular de forma natural, activando la células de nuestro rosto y produciendo nuevo colágeno de manera natural.  De este modo se consigue una piel tersa sin cicatrices ni marcas que deja  un rostro de aspecto más juvenil. El médico es quién debe realizar un estudio personalizado de cada paciente. Debe mirar el nivel de tensión del rostro y el envejecimiento de la piel para determinar con exactitud el tratamiento más conveniente para cada rostro. Se trata de una intervención que no necesita hospitalización, ni baja médica, simplemente un poco de anestesia local y tras la implantación de los hilos polidioxanoma, que suele durar alrededor de 30 minutos, podrá irse a su casa con un aspecto rejuvenecido. Tras la intervención los hilos tensan los músculos de la cara dando un aspecto más juvenil al rostro, ganando la partida al paso del tiempo. Los pacientes pueden volver a su vida normal prácticamente de inmediato. Deben tener cuidado con no exponer esa zona a riegos. Es importante seguir los pasos que indique el especialista para una total y pronta recuperación, aunque en unos días debe desaparecer la ligera inflamación que pueda aparecer tras el tratamiento. Esta recuperación también depende de la capacidad de regeneración en cada paciente.

Zonas que se pueden tratar en el rosto.

Será el médico especialista quién indique en qué partes de la cara hay que aplicar los hilos y de qué forma para darle el efecto deseado. Pero aquí enumeramos algunos ejemplos del uso de los hilos:
  • Con el tiempo se pierde el ovalo facial dando una sensación asimétrica, con este sistema de hilos se recupera este ovalo y por tanto la simetría facial
  • La papada es una zona que preocupa mucho a las mujeres, gracias a este tratamiento desaparece completamente
  • Disimula los surcos Nasogenianos gracias al efecto tensor.
  • Los pómulos se elevan dándoles un aspecto más natural y rejuvenecidos.
  • La frente se tersa y desaparecen los surcos propios del paso del tiempo.

Ventajas de los hilos tensores

Nuestros médicos especialista recomiendan este tratamiento porque se caracteriza por ser seguro, eficaz y rápido que muestra su éxito prácticamente desde su implantación.
  • No hay que pasar por el quirófano para lograr el efecto lifting tradicional
  • Se estimula la creación de colágeno y elastina que son los responsable del rejuvenecimiento de la piel
  • Los hilos actúan desde el momento de su implementación y a medida que pasa el tiempo y van haciendo efecto el resultado es más apreciable.
  • Se trata de un tratamiento poco doloroso e invasivo con lo que el proceso de recuperación se reduce mucho y se puede volver a hacer una vida normal casi de inmediato.