Pasado y futuro del balón gástrico

El¬†bal√≥n g√°strico¬†es un tratamiento reconocido y eficaz para lograr la reducci√≥n del peso corporal. De hecho, surgi√≥ como ayuda a la cirug√≠a bari√°trica en el a√Īo 1985.¬†Tanto las t√©cnicas como los materiales se han ido innovando y mejorando hasta la actualidad.

El pasado de los balones intragástricos

Inicialmente su objetivo era ayudar a bajar de peso a personas con obesidad que deb√≠an someterse a la cirug√≠a bari√°trica.¬†Esto era as√≠ porque la cirug√≠a comportaba riesgos si la persona no perd√≠a peso previamente.¬†Las¬†investigaciones¬†llevaron al m√©todo novedoso del¬†bal√≥n intrag√°strico,¬†aunque los de los a√Īos 80 no eran como los actuales. En cuanto a la forma, los¬†primeros balones¬†eran cuadrados. Posteriormente pasaron a realizarse en forma de media luna, siendo m√°s recientemente cuando se opt√≥ por¬†los esf√©ricos. La¬†evoluci√≥n¬†de los materiales es otro de los aspectos que ha ido cambiando para mejorar su tolerancia y aceptaci√≥n por el cuerpo. Inicialmente¬†se confeccionaban en¬†polietileno¬†llen√°ndolos de aire. Pero provocaban el problema del¬†posible deshinchado¬†y el hecho de que se pudiera pasar a los intestinos con las consiguientes consecuencias. Tras diferentes investigaciones sobre materiales y t√©cnicas, adem√°s de su experimentaci√≥n en¬†animales,¬†se lleg√≥ a la conclusi√≥n¬†de hacerlos de¬†silicona rellena de suero fisiol√≥gico. Ese suero est√°¬†te√Īido con colorante¬†azul de metileno¬†que¬†permite¬†conocer de manera r√°pida si el bal√≥n se¬†deshincha¬†o se ha deteriorado. Se ha de rese√Īar que el bal√≥n o globo intrag√°strico de silicona queda flotando y no tiene riesgo de poder pasar al intestino. Esto es debido al tama√Īo que tiene. Permite mantener la sensaci√≥n de saciedad a la persona cumpliendo el objetivo de perder peso.

 El balón intragástrico y su recorrido en la medicina

Es importante explicar que¬†tratar la obesidad¬†ha sido uno de los grandes campos de investigaci√≥n de la medicina dado que comporta altos riesgos para la salud. Por este motivo, las v√≠as de investigaci√≥n siempre han sido varias. Los¬†balones intrag√°stricos¬†no siempre fueron aceptados como tratamiento v√°lido para la obesidad. De hecho, en Estados Unidos hasta hace unos a√Īos no se permit√≠a su uso y comercializaci√≥n. Sin embargo, fueron muy utilizados en los a√Īos 90 en toda Europa. Este √©xito fue debido a que es relativamente sencilla su implantaci√≥n y, sobre todo, a que es una forma de evitar la cirug√≠a, que resulta una forma m√°s invasiva de intervenci√≥n. Al¬†no provocar sangrado¬†y sin necesidad de periodo de convalecencia, los pacientes optaban por el bal√≥n g√°strico. Pero, por encima de todos los argumentos, el √©xito en la p√©rdida de peso era uno de los m√°s importantes a la hora de tomar la decisi√≥n.

La actualidad y el futuro de los balones g√°stricos

Actualmente, los equipos m√©dicos ajustan los tratamientos al caso individual de forma que el¬†bal√≥n g√°strico es uno de los recursos no quir√ļrgicos eficaces¬†para perder peso.¬†Los modelos nuevos se¬†pueden utilizar durante 12 meses, lo que supone 6 meses m√°s que los antiguos. En este tiempo no solo el paciente reduce la cantidad de ingesta por¬†sensaci√≥n de saciedad,¬†sino que se realizan programas de reeducaci√≥n alimentaria. La¬†adquisici√≥n de nuevos h√°bitos¬†en alimentaci√≥n es realmente el objetivo √ļltimo de este tratamiento. Por este motivo, en la cl√≠nica Bluemoon¬†ubicada en Madrid, aplican¬†protocolos¬†que personalizan este tipo de tratamientos. Los a√Īos de experiencia¬†indican que un equipo multidisciplinar de doctores de confianza es la clave para que el bal√≥n g√°strico sea √ļtil realmente. Adem√°s, los¬†balones actuales¬†se ajustan en tama√Īo y volumen de forma que se adaptan a las distintas necesidades de tratamiento a lo largo del¬†tiempo. As√≠ se logra minimizar los posibles rechazos o intolerancia durante el proceso. Se coloca mediante una¬†endoscopia¬†que simplemente requiere de una sedaci√≥n ligera y el paciente no suele presentar molestias o malestar. La duraci√≥n de la intervenci√≥n hoy en d√≠a es de 15 o 20 minutos, y en una hora el paciente puede marcharse. Tras la colocaci√≥n, en los d√≠as posteriores¬†el paciente puede sentir v√≥mitos, n√°useas y dolores abdominales. Pero la intensidad de los mismos va disminuyendo progresivamente conforme el est√≥mago se va adaptando. Con un¬†apoyo permanente¬†y un acceso a toda la informaci√≥n sobre la intervenci√≥n los pacientes se sienten mucho m√°s tranquilos. El efecto, como se ha mencionado anteriormente, es de saciedad constante y de esta forma se consigue seguir la dieta de adelgazamiento con mayor √©xito. Sin embargo, el bal√≥n no es permanente. Este se retira cuando el equipo m√©dico lo cree adecuado dentro del plan de tratamiento. El paciente habr√° logrado mantener una ingesta menor, perder peso y modificar h√°bitos de alimentaci√≥n. Se¬†puede concluir que el m√©todo del¬†bal√≥n g√°strico¬†es eficaz para tratar la obesidad siempre que se utilicen las t√©cnicas m√°s avanzadas y recientes. Adem√°s, es aconsejable acudir a cl√≠nicas con¬†equipos m√©dicos experimentados. Si deseas perder peso,¬†pide cita en Bluemoon¬†ya que son expertos en tratamientos de cirug√≠a y medicina est√©tica. Te informar√°n y aconsejar√°n sobre tu caso. imagen