¿Manchas faciales? Combátelas fácilmente desde la nevera de casa

Las manchas faciales suelen aparecer principalmente porque tenemos la piel expuesta a los rayos solares sin suficiente protección, también debido a diferentes cambios hormonales a lo largo nuestro ciclo vital, o pueden ser resultado de episodios de acné mal tratados. Si necesitas poner remedio a tus manchas faciales sin salir de casa, te recomendamos una serie de tips caseros que funcionan con constancia. Toma nota:  
Limón y cebolla, productos clave para la eliminación de las manchas faciales
1. Zumo de limón. Exprime medio limón en un recipiente. Antes de irte a dormir, aplica directamente en las manchas faciales y a la mañana siguiente, enjuaga con agua fría. Pero ojo con tomar el sol con el limón aplicado sobre tu piel, puede potenciar las manchas.

2. Cebolla. El zumo de la cebolla es muy efectivo para eliminar manchas de la piel. Licúa una cebolla morada pequeña, luego empapa un algodón y aplícalo sobre la zona de manchas de tu rostro. Déjalo unos 10 minutos y aclara.

3. Vinagre de manzana. El PH ácido del vinagre es perfecto para cerrar poros y convertir una piel apagada en una piel lisa y brillante. Empapa un algodón con vinagre de manzana y aplícalo sobre las manchas faciales. Deja actuar unos 20 minutos y lava la cara con agua fría.

4. Leche. El ácido láctico presente en la leche, arrastra las células muertas de la superficie de la piel, provocando un claro efecto renovador. Empapa un algodón en leche y aplícatelo en las zonas de las manchas faciales. Déjalo actuar toda la noche y al día siguiente enjuaga.

5. Yogurt. El yogur tiene propiedades desinfectantes que contribuirán a la limpieza de tu piel. Tras su aplicación, la notarás renovada y humectada. Lava tu cara, sécala cuidadosamente y reparte el yogur por el rostro. Deja unos 15 o 20 minutos antes de retirarlo con agua tibia.

6. Pepino. El pepino contiene vitamina E y aceites naturales claves para el cuidado facial. Pela y parte el pepino, quítale las semillas y machaca hasta formar una pasta. Aplícala en tu rostro durante unos 20 minutos y tu piel quedará como nueva.

7. Tomate. Vitaminas A y C, proteínas y licopeno. Un cóctel natural perfecto para contrarrestar la acción de los radicales libres. Mezcla una cucharada de zumo de limón con una cucharada del zumo de un tomate, y aplica con un algodón. Disfruta de tu piel renovada.

Si además de estos consejos de andar por casa, necesitas algo más inmediato y con resultados duraderos, no dudes en ponerte en manos de nuestros mejores profesionales. Tenemos una extensa carta de tratamientos faciales, somos expertos en rostro. Nuestro equipo de médicos estéticos te asesorarán para que tu piel luzca sana. El resultado, un antes y un después digno de revista de belleza.
Antes y Después del tratamiento de manchas faciales en una paciente real con láser Fráxel