La labioplastia se puede clasificar en lo que se llama cirugía íntima. Actualmente, cada vez importa más la estética, y por regla general, son las mujeres las que más se preocupan por este aspecto. Quitar las arrugas, reducir las marcas de expresión o bien corregir las ojeras, son ciertos tratamientos que se usan para progresar nuestro aspecto. En cambio, en los últimos tiempos la preocupación por las zonas íntimas ha ido en incremento, y las mujeres desean tener su vagina lo más estética posible. Dada esta necesidad, nace la labioplastia, lo que deja intervenir los labios de los genitales femeninos con el objetivo de conseguir satisfacer las necesidades de la paciente.

Esta intervención está demandada por mujeres de todas y cada una de las edades, que pueden ver en la labioplastia una solución a sus inconvenientes más íntimos. Estos inconvenientes, pueden surgir, debido al parto, tratamientos con hormonas, sobre-sacrificios, o bien un componente genético que por regla general se marcha desarrollando con la edad, haciendo a la mujer sentirse con menos confianza, lo que puede provocar daños en la autoestima y en suma, mal estar general.

Existen 2 géneros de intervenciones en la labioplastia:

Reducción de labios menores: Con el tiempo los labios menores han ido perdiendo su forma y volumen frecuentes, y se procede a devolverlos a su tamaño de origen con el objetivo de recobrar su componente estético.

Incremento de labios mayores: En estos casos se procede a inyectar en la mayor parte de las ocasiones grasa con el objetivo de que aumenten su tamaño, y de la misma manera que todos y cada uno de los tratamientos estéticos, prosperar su aspecto.resultado labioplastiaEs usual que en las clínicas especializadas se oferten los 2 tratamientos, siendo el cirujano, quien marque cuál de los 2 procedimientos va a satisfacer mejor la demanda del paciente, basándonos en el estado anterior a la cirugía de la zona íntima.

Cada paciente requiere una investigación adaptado, los modelos de piel, las posibles reacciones de nuestro organismo en el caso de las inyecciones en los labios mayores, o bien el propio estado de la zona íntima y la causa de haber llegado a dicha situación, servirán a fin de que el cirujano tome la mejor resolución en todos y cada caso.

Intervención

La labioplastia que va destinada a reducir los labios menores, es la más usual. En estos casos, las mujeres acostumbran a presentar unos genitales de un mayor tamaño del que desearían, o bien desigualdad en exactamente los mismos, estos inconvenientes tienen una solución veloz y eficaz en la cirugía.

Por norma general las mujeres que se someten a una labioplastia, muestran un alto grado de satisfacción y aseveran que recobran autoestima y confianza en si misma.

El procedimiento es fácil, se usa anestesia local. La duración fluctúa conforme cada caso entre treinta y cuarenta minutos.

Se empieza con una incisión de manera que se suprime tanto la mucosa y substancias que componen el exceso de volumen como la piel excedente, más tarde el cirujano procede a cerrar la incisión. Tras la operación la paciente recobrará un aspecto considerablemente más estético, tenso, y juvenil en su zona íntima. Por regla general, no acostumbra a haber pérdida ninguna de sensibilidad, y se logran solucionar inconvenientes muy incómodos, en el momento de emplear cierto género de prendas, o bien efectuar algún deporte o bien ejercicio.

Caso de que la paciente desee un tratamiento para los labios mayores, el cirujano, procederá a inyectar en la zona en cuestión grasa propia, o bien conforme el caso, en ciertos pacientes se aconseja el ácido hialurónico, para recobrar el aspecto grande, y prosperar la estética de la zona.

Ahora, os dejamos un vídeo de un especialista en labioplastia, que va a comentar los aspectos más esenciales de esta intervención:

Restauración y postoperatorio de la labioplastia

La labioplastia como todas y cada una de las operaciones de cirugía estética, requiere un postoperatorio, mas tiene una ventaja esencial, y es que no es preciso la hospitalización tras la intervención. La mujer que se somete a una labioplastia, vuelve a casa en exactamente el mismo día de la operación.

Tras la intervención, la zona se apreciará con hinchazón y es conveniente que se guarde reposo a lo largo de las veinticuatro o bien cuarenta y ocho horas (conforme el caso) siguientes a la cirugía. Poquito a poco va a ir remitiendo la inflamación y los puntos van a ir cayéndose de forma natural. En caso de que la inflamación sea alta o bien vaya acompañada de un ligero dolor, se le recetarán los fármacos convenientes. La reincorporación al trabajo no acostumbra a ser bien difícil, si bien va a depender del género de trabajo que desempeñe la paciente.

Frecuentemente tras la labioplastia las mujeres se reincorporan a su vida laboral en un periodo de una semana. Se aconseja no tener relaciones íntimas ya antes de cuatro o bien cinco semanas.

Los resultados se van a ver de forma terminante pasado 1 mes o bien mes y medio. De esta manera, hasta ese momento aparecerá una hinchazón que va a ir remitiendo poquito a poco, la paciente, observará como el trabajo del cirujano ha sido efectivo, y va a poder valorar los resultados en su totalidad pasados cuarenta y cinco días. Este tiempo, acostumbra a pasar veloz para la mayor parte de mujeres, y es llevado con optimismo, puesto que tras solventar el inconveniente y saber que su nuevo aspecto va a tener carácter permanente el postoperatorio es considerablemente más soportable.

Con respecto a las inyecciones de grasa, por regla general la zona luce un tanto hinchada, tanto si empleamos nuestras células grasas, tal y como si optamos por el ácido hialurónico.

Poquito a poco la zona recobrará su aspecto, y lucirá considerablemente más estética y joven.

¿Es verdaderamente eficaz y vale la pena la labioplastia?

La contestación es un SI definitivo. Infinidad de mujeres hacen esta intervención todos y cada uno de los días, y tras la restauración, aseveran que no solo su vida sexual a alterado, si no que encaran su día tras día con otra perspectiva. Están seguras de si mismas, y además de esto, contentas con su cuerpo, aun en las zonas más comprometidas por la edad.

En suma, la labioplastia es la reina de las cirugías íntimas, y son cada vez más las mujeres que se lanzan a esta intervención que ofrece espléndidos resultados. Dejar atrás la vergüenza y los temores, y asistir a la consulta de un especialista con el objetivo de despejar todas y cada una de las dudas que se tengan sobre la intervención y conocer tanto el tratamiento más conveniente a nuestro inconveniente, como los resultados aguardados, seguro que consiguen animarnos y aceptar que es posible prosperar la estética de nuestra zona íntima con una cirugía que día tras día es más habitual en nuestra sociedad.

Pídenos información sin compromiso

Responsable: BLUE MOON RETAIL PROJECTS SL
Finalidad: Responder a su consulta.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: Los datos quedarán almacenados en nuestro servidor, alojado en Soluciones Corporativas IP, S.L. No se comunicará a terceros.
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de los datos.
Más información: Política de privacidad