Diferencia entre depilación láser y fotodepilación

diferencia depilacion laser-fotodepilacion

Existen dudas entre los distintos tipos de depilación que existen y muchas personas se preguntan cuál es la diferencia entre fotodepilación y depilación láser y cuál de las dos modalidades es mejor para eliminar el vello de forma definitiva y con el menor dolor posible.

En realidad la Fotodepilación es el método que abarca ambas modalidades de depilación, tanto láser como luz pulsada, sin embargo, coloquialmente el empleo de la denominación Fotodepilación se asocia estrictamente al modelo depilatorio que incluye luz pulsada o IPL (Intense pulse Light)  para eliminar el pelo del cuerpo. Y la depilación láser trata de destruir el folículo piloso de modo definitivo mediante tratamientos a base de luz amplificada y determinadas características.

A pesar de la confusión que se ha creado alrededor de estos conceptos lo que queda claro es tanto la depilación Láser como la fotodepilación no son lo mismo, y

en este post vamos a tratar de solventar todas las dudas que envuelven estos métodos de depilación.

Cuáles son las principales diferencias en depilación

Luz Pulsada o IPL

Se trata de un tipo de luz versátil, que se puede emplear para distintos tipos de piel con el riesgo que es menos precisa que el láser. Estamos frente a una luz multicromática, es decir, compuesta por varios tipos de color que se aplican en diferentes rangos de onda y en todas las direcciones. La luz pulsada tiene un espectro más grande de haces de luz pero menos profundo y potente por lo que tarda muchísimo más en hacer efecto pues no llega a destruir el folículo piloso, aunque lo daña y por ello hay que realizar mayor número de sesiones y cada 45 días en lugar de cada 60 ó 90 días como el láser. Al final los resultados son pobres e insatisfactorios para los pacientes que lo que buscan es acabar definitivamente con el vello. Uno de los riesgos que existe con este láser de luz pulsada es que puede ocasionar quemaduras e irritaciones en la piel.

Láser de luz amplificada

La depilación láser es mucho más precisa y efectiva porque se trata de una luz monocromática fácilmente absorbible por la melanina del vello.  La dirección de la luz no se disgrega y va siempre en la misma dirección y con una longitud de onda constante a través del pelo hace que este desaparezca de forma permanente. El láser por ser más potente y contar con mayor longitud de ondadestruye de modo definitivo el folículo piloso en aproximadamente 8 – 10 sesiones.

¿Qué láser es mejor para la depilación?

Para responder a esta pregunta que tantos pacientes se plantean, acerca si optar por luz pulsada o por láser a la hora de contratar un tratamiento de depilación, desde Blue Moon lo primero que tenemos que decirle es que cualquier clínica estética seria cuenta con ambos equipos, pero que jamás se utiliza la luz pulsada para depilar. Se depila siempre con láser. ¿Por qué? Porque la luz pulsada (IPL) es muy buena como tratamiento para otro fin completamente diferente a la fotodepilación: el ipl de alta gama se usa para rejuvenecimiento facial (eliminación de manchas, cerrar los poros, alisar y uniformar la tez…), como por ejemplo el IPL Elipse de Bluemoon Madrid, pero su uso en depilación no es comparable con la eficacia en depilación de cualquiera de los métodos láser actuales: Neodimio Yag, Diodo o Alejandrita y en especial del láser soprano (si quieres ver las características de este tipo de láser te lo contamos aquí).

Conclusión sobre las diferencias entre fotodepilación y depilación láser

La eficacia entre ambos métodos es sin duda la gran diferencia entre fotodepilación y depilación láser, siendo la segunda opción la más demandada por nuestros pacientes para acabar con el pelo.

En relación al uso de ambos métodos desde el punto de vista clínico, la depilación mediante luz pulsada no es un tratamiento médico sino que es considerado estético y con menor eficacia a la hora de eliminar el vello de un modo definitivo, esto ha llevado a innumerables centros estéticos a depilar por este método que ha sido más económico pero como decimos completamente distinto a una depilación láser definitiva.

El láser es un tipo de luz que requiere supervisión de un especialista. Tiene que estar realizado obligatoriamente por ley en un Centro Médico Autorizado por Sanidad (comprobar autorización a la vista del público) y debe de haber unos protocolos de actuación acordes al tratamiento, donde los clientes rellenan unos formularios de salud en los que se resaltan posibles incompatibilidades con otros tratamientos médicos o enfermedades, cuya última palabra siempre debe ser del médico titular de dicho centro. El personal debe tener un gran entrenamiento y certificación en depilación láser.

 

Leave a Reply