Drenaje linfático

Home / Tratamientos Corporales / Drenaje linfático

¿Qué es el masaje o drenaje linfático manual?

Es un masaje manual que emplea movimientos lentos, circulares y armónicos, donde se ejerce una presión suave en dirección a la linfa, empezando por la zona más próxima (proximal) y concluyendo en la que está a más distancia (distal) para favorecer la circulación linfática.
La circulación linfática forma parte del sistema circulatorio del organismo, y se trata de un sistema paralelo o a la circulación venosa y arterial, y es el encargado de eliminar el exceso de líquidos y las toxinas.

¿Cuántas sesiones de drenaje linfático son necesarias?

Este tipo de tratamientos depende de la reacción y aceptación del organismo de cada persona, pero hablando en términos generales a partir de las 5 sesiones se observan resultados importantes. En términos estéticos si este masaje se da como complemento de un tratamiento anticelulitico (normalmente en las piernas)  es posible apreciar resultados prácticamente desde el primer momento, ya que notarás como mejora la circulación que favorece la eliminación de líquidos y reduce así la hinchazón que éstos provocan en las piernas.

¿En qué partes del cuerpo se puede aplicar este drenaje?

El drenaje linfático se puede realizar en varias partes del cuerpo como las piernas, la cara, el abdomen, los flancos. Es un tratamiento que es efectivo independientemente de la zona en que se aplique. Por ejemplo el drenaje linfático facial se utiliza mucho para novias o pacientes que tienen un evento especial o fiesta, pues deja la piel y el rostro rejuvenecido, terso y redefine las facciones mejorando de forma drástica el aspecto. Se combina con principios activos y peelings de todo tipo adaptados a las necesidades de cada piel.

¿Cada cuánto tiempo se da este tipo de masajes?

Nuestros especialistas son los encargados de asignar el número de sesiones que son necesarias para tratar el problema que tenga el paciente. En función del tratamiento se dan más sesiones o menos. Normalmente es un tipo de masaje drenante que se aplica cada 2 o 3 días por semana. A medida que se mejora se puede espaciar en el tiempo.

¿Duele el masaje linfático?

No, es un masaje completamente indoloro, suave y delicado porque se ejerce una presión pequeña sobre la zona que se trata. Son movimientos rítmicos que favorecen que el paciente tenga una sensación agradable durante del masaje. Hay que advertir que no se trata de masaje relajante, sino que tiene una finalidad médico estética que contribuye a mejorar el estado de la piel.

Contraindicaciones

Siempre hay que decir al especialista si tenemos alguna alergia o problema de salud para evitar cualquier tipo de injerencia del masaje en la salud. El drenaje linfático no es recomendable en los siguientes casos:

  • Si se sufre infecciones agudas.
  • En caso de padecer insuficiencia cardíaca.
  • Si se tiene tromboflebitis y trombosis venosa profunda.

Los masajes se han usado durante toda la historia para mejorar la salud y ayudar a llevar una vida más saludable. Hay varios tipos y métodos de masajes, pero nosotras vamos a centrarnos en el masaje o drenaje linfático. Este tipo de masaje se ha utilizado con fines médicos durante mucho tiempo para eliminar los edemas después de practicar una cirugía. Hoy en día, como has leído, el drenaje linfático se emplea también como tratamiento estético porque tiene muchos beneficios que se aprecian a nivel físico, como es la eliminación de líquidos a través de la Linfa.

La retención de líquidos es uno de los problemas que muchas personas sufrimos. Gracias al drenaje activamos la circulación y mejoramos esa eliminación de líquidos que a menudo afecta a nuestro organismo y hace que tengamos el efecto de piernas cansadas.

Ventajas

  • Elimina la retención de líquidos. Ayuda a eliminar los líquidos retenidos en el organismo, sobre todo en las piernas.
  • Reduce el síndrome de piernas cansada y mala circulación. El masaje activa la circulación y ayuda a la linfa a eliminar el líquido que produce el efecto de piernas cansadas.
  • Reduce la celulitis. ES un complemento perfecto para alguien que se aplique un tratamiento de eliminar la celulitis, sobre todo si se trata de una celulitis formada por retención de agua.

El masaje linfático es un complemento perfecto para nuestros tratamientos corporales anticelulitis porque ayuda mejorar la zona que vamos a tratar y potencia los efectos del tratamiento. El resultado es una piel más tersa, sana y bonita.

 

Nombre (*)

Teléfono (*)

Email (*)

Mensaje

Acepto Términos de Uso y Política de Privacidad

[sgmb id=1]