Hilos Tensores

Home / Tratamientos Faciales / Hilos Tensores
 Los hilos tensores se adaptan a cada fisionomia y es un tratamiento facial sin cirugia

Los hilos tensores se adaptan a cada fisionomia y es un tratamiento facial sin cirugia

¿En qué consiste el tratamiento de los Hilos Tensores?

Tratamiento tensor, rejuvenecedor del rostro y cuerpo mediante el empleo de hilos tensores.

Existen 3 tipos de hilos tensores

  1. Hilos VPlift- son hilos lisos no espiculados que existen de diversos tamaños y se suelen aplicar en forma de malla de sujeción interna. Están concebidos para ser combinados con PRP o Radiofrecuencia para ayudar en la formación de colágeno. Se suelen aplicar en brazos mentón rostro y zonas del cuerpo con mallado.
  2. Espiculado: son más potentes que los anteriores debido a las espículas.
    Los hilos espiculados están fabricados, al igual que los lisos, con polidioxanona, un material altamente seguro, utilizado habitualmente en cirugía ya que es reabsorbido completamente por el organismo.
    El incremento de grosor de estos hilos, debido a las espículas que cubren los 360º de los mismos en toda su extensión, permite desarrollar más puntos de anclaje en la línea de tensión creadas, generando mayor fibrosis y por tanto aumento de colágeno y elastina, proteínas responsables del rejuvenecimiento de la piel, mejorando significativamente el efecto tensor y la reposición de los tejidos tratados.
  3. Hilos Soft: Son hilos muy alargados con una acción muy potente de sostenimiento de los tejidos y su introducción en el cuerpo exige una formación muy específica del médico que realiza el tratamiento. Su acción es muy potente y visible

Zonas a tratar:

-Surcos nasogenianos y código de barras.
-Mejillas.
-Arco mandibular
-Papada
-Cuello
-Cualquier zona corporal con flacidez (brazos, glúteos, cara interna de los muslos o abdomen)

Indicaciones

Personas con Flaccidez en cara o cuerpo:

  • Se realiza con anestesia local en la consulta y no necesita hospitalización.
  • El paciente puede volver a su vida cotidiana inmediatamente después del tratamiento.
  • Inicialmente presenta inflamación, que desaparece en uno o dos días y la mejoría es progresiva consiguiéndose el resultado máximo a los tres meses y se mantiene de uno a dos años.
  • La sensación de tirantez posterior al tratamiento desaparece en una semana y no suele ser necesario tomar analgésicos.

¿A quién está dirigido?

A personas a partir de 45 años.

Ventajas

El tratamiento es personalizado, realizando una red vectorial y mallado, adecuados a cada fisionomía ya que actúa como soporte de los tejidos tratados. Por tanto, el número de hilos utilizados dependerá de las características de cada paciente.

Gracias a la morfología de los hilos espiculados y a una correcta combinación con los hilos lisos convencionales, conseguimos crear un resultado final más armónico y satisfactorio, disminuyendo considerablemente el número total de hilos utilizados, reduciendo con ello las pequeñas molestias que pudiera ocasionar este tratamiento.

Número de sesiones

La duración del efecto es mayor, de 12 a 24 meses, con respecto a la de los hilos lisos.

Nombre (*)

Teléfono (*)

Email (*)

Mensaje

Acepto Términos de Uso y Política de Privacidad

[sgmb id=1]